sábado, 20 de septiembre de 2014

Third Person // 2014

Género: Drama  
Dirección: Paul Haggis
Protagonistas: Liam Neeson, Olivia Wilde, Adrien Brody, James Franco, Mila Kunis, Kim Basinger, Moran Atias, Maria Bello     
Duración: 120 minutos
Año : 2014

Grata sorpresa me llevé con lo más reciente de Paul Haggis (director "Crash" en 2004, guionista de "Million dollar baby" en 2005). Al ver a Liam Neeson como uno de sus protagonistas inevitablemente me imaginé una película de balas, tiroteos y acción, y bueno, digamos que las expectativas no estaban muy arriba considerando que lo más reciente que vi del actor irlandés fue esa cosita liviana llamada "Non stop", sin embargo, "Third person" resultó ser un agradable tapabocas frente a los prejuicios, un buen drama que pese a no deslumbrar si logra captar tu atención hasta sus últimos minutos.

La película nos presenta tres historias en paralelo, las cuales se desarrollan en tres ciudades distintas (Paris, Nueva York y Roma), tres historias de amor que en una primera instancia no parecen tener nada en común. La principal y más potente es la de Michael (Liam Neeson), un escritor neoyorquino que recientemente se ha separado de su mujer (Kim Basinger) y sostiene una inestable relación de amor y odio con su amante (Olivia Wilde). Conoceremos también a Julia (Mila Kunis), quien lucha por lograr ver a su pequeño hijo, cuya custodia recae en el padre (James Franco), quien la acusa de haber violentado en el pasado al niño, y finalmente tenemos a Scott (Adrien Brody), un empresario que recorriendo las calles de Roma se enamora (?!) de Monika (Moran Atias), una gitana que necesita desesperadamente dinero para recuperar a su hija, secuestrada por un mafioso. 

Durante dos horas seguiremos el enigmático desarrollo de estas tres historias que poco a poco irán mostrando algunos puntos comunes. Pese a que no todos los hilos corren con la misma fuerza, la narración es inteligente, hay un buen manejo de la tensión además de un cóctel de buenos actores que aportan matices a la cinta, Kim Basinger o James Franco, por ejemplo, aparecen poco pero cuando entran en escena entregan importantes dosis de dramatismo, lo mismo con Mila Kunis que cumple en su papel. No convence tanto el sexual rol de Olivia Wilde (se ve mejor con ropa que sin, o no?) como si lo hace la tremendamente sexy Moran Atias (solo mirarla es un placer), mientras que Liam Neeson junto a Adrien Brody se mueven dentro de lo que acostumbramos ver en ellos.  

Es probable que el remate de todo este cruce de historias no sea de lo mejor, lo interesante de "Third person" estaba en el nexo existente entre los relatos y ahí la película queda en deuda dejando bastantes cabos sueltos. Ahora, con todo, la cinta se disfruta gracias al buen manejo de la tensión y las sólidas actuaciones con que cuenta. Si no esperas demasiado, recomendable para pasar un buen rato. 

3 / 5
Buena, se deja ver. 

domingo, 14 de septiembre de 2014

Locke // 2013

Género: Suspenso  
Dirección: Steven Knight
Protagonistas: Tom Hardy    
Duración: 85 minutos
Año : 2013

Vaya que la tenía complicada Steven Knight con esta propuesta, sin embargo, resulta increíble el presenciar como el hombre no solo ha zafado sino que además ha sido capaz de superar con creces el desafío que representaba su particular guión, la cual se suma a la lista de películas que durante estos años se han sostenido sobre los hombros de un solo personaje ubicado en un único escenario ("Buried", "127 hours" o en menor medida "Gravity"), aunque en lo personal, de todas las cintas de este estilo que he visto, "Locke" debe ser la que más he disfrutado

Ivan Locke, un constructor a cargo de una importante obra, abandona su trabajo como todas los noches, sin embargo, esta vez no se dirigirá a su hogar, donde lo esperan esposa e hijos para disfrutar de un partido de fútbol en familia, Ivan ha decidido hacer frente a un error que cometió en el pasado y cueste lo que cueste asumir una mínima responsabilidad al respecto. La película nos mostrará durante casi 90 minutos el recorrido de Ivan por la carretera, recibiendo ahí una llamada tras otra, sus jefes que no pueden creer el que abandone las obras de un momento a otro, su mujer que lo odia por lo que ha hecho y sus hijos que no entienden nada.

La película es muy sencilla pero potente. El trabajo de Tom Hardy encarnando al protagonista es tremendo, transmitiendo muchísimo con sus caras, gestos y palabras. Hay tensión, drama y suspenso en un recorrido que no tiene desperdicio. Como defectos se cuentan algunos diálogos de Ivan con su padre imaginario, los cuales están fuera de lugar ya que se ven muy forzados y se salen completamente de la racionalidad del personaje construido, y también el cierre de la historia es algo frío, ahora, pese a aquello "Locke" no deja de ser un viaje absolutamente recomendable.   


3.5 / 5
Muy buena!

sábado, 6 de septiembre de 2014

Filth // 2013

Género: Drama/Comedia negra   
Dirección: Jon S. Baird  
Protagonistas: James McAvoy    
Duración: 95 minutos
Año : 2013


En una primera pasada algo me resultó familiar en esta película de tono tan británico y que bajo exquisitas capas de humor negro e irreverencia esconde un drama de peso. Luego, cuando me enteré que "Filth" está basada en un libro de Irvine Welsh, el mismo que escribió "Trainspotting" (texto llevado al cine de manera fantástica por Danny Boyle en 1996), todo me hizo sentido.  En esta ocasión ha sido Jon S.Baird quien mediante un ritmo muy inquieto y ligero nos regala una película que cruza sexo, drogas y personajes grotescos, todo encuadrado en torno a la historia de Bruce Robertson, retorcido personaje interpretado de manera notable por James McAvoy, amo y señor de la pantalla durante la hora y media en la que se extiende la cinta. 

Bruce es un detective sin escrúpulos ni moral, digámoslo: un hijo de puta capaz de hacer lo que sea con tal de obtener su ansiado ascenso laboral. El caso de un asesinato se presentará como la excusa perfecta para que este utilice todas sus armas de manipulación y humillación contra sus pares para así figurar por sobre el resto. Sin embargo, bajo esta capa de aparente seguridad y desfachatez se esconde una persona enferma, quebrada psicológicamente y al borde del abismo. 

Las actuaciones acá están muy bien, destaca por supuesto el mencionado McAvoy, quien se devora el papel con sus caras y cambios bruscos de humor. El ritmo es ágil y de mucho vértigo, a ratos quizás es demasiado el ir y venir por lo que hay que estar muy despierto para seguirle el paso a la película, la cual además cuenta con uno de esos finales de sorpresa que siempre gustan tanto. Sin moralejas ni filosofía, lo de "Filth" es una provocadora historia, cruda, divertida y ágil. Vale la pena pasar un buen rato con ella.   


4 / 5
Excelente !


martes, 2 de septiembre de 2014

La Grande Bellezza (Italia) // 2013

Género: Drama    
Dirección: Paolo Sorrentino  
Protagonistas: Toni Servillo, Carlo Verdone, Sabrina Ferilli   
Duración: 130 minutos
Año : 2013

Escribir acerca de una película como esta es un gusto pero al mismo tiempo un desafío no menor. "La grande bellezza", la última maravilla del italiano Paolo Sorrentino, ganadora del Oscar 2013 a la mejor película extranjera aunque inmensamente superior a cualquiera de las cintas estadounidenses que "la academia" presentó en su más reciente ceremonia.  

Paolo Sorrentino durante un poco más de dos horas entrega una película de contrastes. En una primera parte da una cruda mirada a la superficialidad del mundo intelectual y cultural de Roma, una realidad que por cierto podría extrapolarse con seguridad hacia cualquier otro lugar del mundo. Un mundo aparentemente paradisíaco pero de un enorme vacío en realidad. En medio de una vorágine de bellos paisajes e imágenes grotescas se nos presenta a Jep Gambardella (interpretado de manera fantástica por Toni Servillo), un respetado escritor que alguna vez durante su juventud escribió un afamado libro ("El aparato humano") pero que a partir de ahí solo se dedicó a vivir de las regalías y el prestigio logrado, hoy, a sus sesenta y cinco años escribe acerca de arte y se pasa la vida de fiesta en fiesta. Conoceremos entonces sus círculos sociales, personajes ostentosos, artistas, escritores e intelectuales de diverso tipo, todos ellos parte de una elite superficial, nostálgica y que carga el peso de haber sido incapaz de construir algo realmente trascendente en sus vidas. 

Jep parece ser el único de su círculo dispuesto a asumir esta realidad, recorre el día a día con una frialdad pasmosa y una mirada triste que ninguno de sus costosos trajes le permiten ocultar. Su entorno se contenta con expresiones artísticas que rayan en el dolor gratuito (una mujer dándose cabezazos contra un muro o una niña desesperada que lanza tarros de pintura sobre una tela), con sus tragos, fiestas y conversaciones acerca de la nada, sin embargo, todo esto de pronto parece no conformar a Jep, quien atraviesa una crisis existencial al observar como distintas personas comienzan a desaparecer de su vida sin que él logre encontrar aquella "gran belleza" que alguna vez lo motivó a escribir. 

En la recta final de la película seguiremos observando contrastes, representados esta vez en personajes de iglesia, el Cardenal Bellucci versus Sor María, un cínico sibarita dueño de una prédica sin contenido versus una mujer de 104 años de edad que esboza apenas unas pocas palabras pero que con ellas logra hacer significado dentro de Jep, quien acabará evocando un único momento de nostalgia (en su pasado) donde pudo conocer aquella sencillez y belleza de la que Sor María le habla.  

"La grande bellezza" es una oda a la hipocresía, una mirada magistral y grotesca acerca de hasta donde somos capaces los seres humanos de llegar con tal de esconder nuestras mentiras y miserias. Una fotografía exquisita, una banda sonora magistral, un ritmo complicado (sobretodo en su segunda mitad) y exigente con el espectador pero que finalmente mueve a la reflexión. Compleja, dura y conmovedora, sin más. 

4.5 / 5
Brillante !

sábado, 30 de agosto de 2014

Only God Forgives // 2013

Género: Suspenso    
Dirección: Nicolas Winding Refn 
Protagonistas: Ryan Gosling , Kristin Scott Thomas   
Duración: 90 minutos
Año : 2013


Las historias de venganzas siempre son sabrosas y atractivas, si a eso agregamos una buena dosis de violencia tenemos una película que en una primera mirada no debería aburrir a nadie. Sobre aquella base se mueve "Only god forgives", la última de Nicolas Winding Refn, un tipo que con su anterior película, "Drive" (2012), había dejado muy gratas sensaciones y que un año más tarde vuelve con una cinta tanto o más desafiante que su anterior entrega. 

A una sencilla historia de venganza, Winding ha incorporado personajes psicológicamente perturbados y que actúan sin escrúpulo alguno, además ha filmado la película a modo de hacerla intencionalmente densa y exageradamente visual, con muchos planos en cámara lenta (demasiados), un apoyo importante en materia musical, escenas en donde escasean los diálogos y todo es metáfora o el uso de ciertos colores en determinados momentos. El resultado final genera sensaciones encontradas (algo muy propio de este director por cierto) ya que pese a encontrar momentos notables, la película también se pierde en su propio ritmo, se vuelve excesiva e incluso molesta. 

La historia se desarrolla en Tailandia, ahí es donde Julian (Gosling) dirige un club de boxeo que funciona a modo de cortina para su verdadera labor: el tráfico de drogas, un negocio dirigido por su madre, mujer con la que Julian sostiene una extraña relación de dependencia. Un día cualquiera Billy, hermano mayor de Julian, asesina brutalmente a una niña de 16 años para luego ser ajusticiado por el padre de esta. Se iniciará acá una seguidilla de hechos violentos y un espiral de venganzas de esos que siempre entretienen. Ahora, toda esta situación develará el carácter y la psicología de cada uno de los personajes de la cinta, centrándose esta fuertemente en la extraña relación madre/hijo que se presenta, con sutil y elegante insinuación de incesto incluida, y un Julian absolutamente dañado, atormentado e inseguro de si mismo a causa de la presión que su madre ejerce sobre él (notable el momento en que ella compara el tamaño de los penes de sus hijos en una cena que sostienen junto a una supuesta novia de Julian), al punto de incluso ser incapaz de establecer conexión alguna con el sexo opuesto. 

El argumento sobre el que se sostiene "Only god forgives" es atractivo, y arriesgado el camino que Nicolas Winding ha tomado. El director opta por no explicar nada acerca del pasado de los protagonistas (solo se insinúan ciertos hechos) dejando muchos cabos sueltos y, por tanto, un rompecabezas psicológico incompleto. Se ha centrado así más en la forma que en el fondo, entregándole un peso importante a las interpretaciones de Kristin Scott (que está notable) y un Ryan Gosling que cumple en el rol de un tipo mentalmente quebrado pero cansa a ratos a causa de falta de expresión. Seguramente los amantes de la fotografía y la técnica adorarán la forma en que el director decidió filmar la película, sin embargo, a opinión de un espectador común y corriente como quien escribe, los excesos acá han pasado la cuenta y han mermado la calidad del resultado. Demasiados planos innecesarios y tiempos dispuestos a exasperar a cualquiera. Aún así, estamos frente a un autor que no deja indiferente a nadie, logrando generar amor y odio con la misma intensidad. 
                                                       
2.5 / 5 
Te arriesgas.


Otras reseñas de RYAN GOSLING:

domingo, 24 de agosto de 2014

The Double // 2013

Género: Suspenso    
Dirección: Richard Ayoade
Protagonistas: Jesse Eisenberg, Mia Wasikowska   
Duración: 100 minutos
Año : 2013

Semanas atrás comenté acá en el blog una de las películas más fascinantes que he tenido el placer de ver en el último tiempo, "Enemy" de Denis Villeneuve. En una linea similar se mueve el suspenso de "The double", mentes que se quiebran y dobles personalidades, todo envuelto en un oscuro y tétrico escenario que matiza dichos escenarios con dosis de buen humor.

Basada en un libro del ruso Fiodor Dostoyevsky, la película nos muestra a Simon James (Eisenberg), un joven trabajador tremendamente inseguro de si mismo, incapaz de hacerse valer en donde se encuentre, quien vive además enamorado de su compañera Hanna (Wasikowska) pero, como era de esperar, frente a la cual no logra gesticular siquiera palabras.  Un día cualquiera aparecerá en su lugar de trabajo un singular personaje, idéntico a él físicamente pero cuya personalidad es completamente opuesta a la suya. A partir de acá se dará un entretenido desarrollo el cual contrapondrá ambas personalidades hasta dilucidar cual logrará predominar. 

Pese a ser una película interesante, en general bien desarrollada y con la que no te aburres, el problema con "The double" está en la falta de sorpresa que su trámite presenta, a diferencia de la mencionada "Enemy", el asunto acá resulta mucho más evidente por lo que acaba siendo un filme mucho más atractivo por sus formas que por el fondo. Las actuaciones están bien, la puesta en escena, el tono nocturno sobre el cual se presenta toda la historia pero al argumento algo más de sorpresa le faltó. De todas formas es una propuesta que vale la pena revisar.

3 / 5
Buena, se deja ver.

domingo, 10 de agosto de 2014

Inside Llewyn Davis // 2013

Género: Drama    
Dirección: Ethan & Joel Coen 
Protagonistas: Oscar Isaac, Carey Mulligan, Justin Timberlake, John Goodman, F. Murray Abraham 
Duración: 120 minutos
Año : 2013

Fargo(1996) y The big Lebowski(1998), películas que de golpe transformaron a los hermanos Coen una dupla cinematográfica de culto. En un par de años los tipos se llenaron de fama y prestigio pero al mismo tiempo iniciaron una carrera de aquellas que continuamente compite con el pasado, de hecho, a partir de ese entonces estos hermanos han entregado una serie de buenas películas pero ninguna ha sido capaz de corroborar la imagen sembrada en sus inicios. Y bueno, "Inside Llewyn Davis" no escapa a esta realidad, es otra película que da muestras de talento e identidad pero que vuelve a quedar (¿intencionadamente?) a medio camino en muchos aspectos.

Llewyn Davis (Oscar Isaac) es un cantante de folk norteamericano que se mueve en distintos círculos buscando espacios para mostrar su música. El tipo, sin embargo, personalmente es un desastre, no tiene donde dormir, se la pasa de casa en casa pidiendo dinero para poder sobrevivir y solo vive del presente con lo que poco que tiene, además , producto de esta vida, carga con un conflicto constante con el mundo, explotando en resentimiento bastante seguido. Los hermanos Coen han logrado entonces retratarnos a un personaje bastante antipático, pedante a momentos (el clásico prototipo del artista consecuente) y con el que efectivamente cuesta empatizar, ahí la cinta es un acierto, también lo es en el desarrollo, logrando uno que otro momento tan patético como cruel (memorable la escena en que Llewyn entrega todo de si interpretando una de sus canciones a un productor musical para acabar recibiendo una desalentadora respuesta). Sin embargo, en el grueso del trámite la película pierde peso metiendo personajes intrascendentes (lo de John Goodman saca sonrisas como siempre pero aporta poco más que eso), algunas historias que son poco aprovechadas y hacia el final se hace evidente la ausencia de un remate que clarifique el objetivo que tenía la película (si es que lo tenía), el último par de escenas de hecho te dejan mirando el techo y con la sensación de que la historia daba para algo más.

En síntesis, actuaciones más que convincentes, al mencionado Oscar Isaac se suman las histriónicas apariciones de Carey Mulligan, una excelente puesta en escena, la música también es un gran punto a favor y una buena muestra del cine de lo cotidiano que suelen abordar los hermanos Coen. Puede que la cinta carezca de un objetivo claro y sea en general algo plana pero con todo sigue siendo una película disfrutable, aunque por asuntos más estéticos que dramáticos. 

3 / 5
Buena, se deja ver.