martes, 15 de febrero de 2011

127 Hours (2010)

Género: Drama
Dirección: Danny Boyle (Trainspotting, Slumdog millionaire)
Protagonistas: James Franco (Eat, pray, love )
Duración: 95 minutos
Año : 2010

Me parece que Danny Boyle es uno de esos directores que fueron de más a menos. Muy joven marcó tendencia con esa tremenda película titulada Trainspotting (1996) para luego pasar a la convencionalidad con una agradable The beach (1999) y otra que en lo personal me decepcionó muchísimo , me refiero a 28 days later (2002). Es un director completamente sobre valorado, un tipo que tiende a caer (de manera intencional creo yo con objetivos meramente comerciales) en los clichés de cualquier género que desarrolla, asunto que se visualizó de manera muy clara el 2009 con la ganadora del Oscar, Slumdog Millionare, una película que en un comienzo se planteaba de manera muy interesante para en su última media hora transformarse en una completa ridiculez. Y bueno, este año lo tenemos nominado en 6 categorías a los Oscar 2011, todo gracias a este drama basado en una historia real, la historia de sobre vivencia Aron Ralston.


No hay demasiado que explicar acerca de 127 horas. Un tipo sale a escalar montañas, se pierde , queda atrapado y al comprender que nadie lo podrá rescatar debe buscar la manera de salir del problema por si mismo. Y eso. No hay más. Por supuesto que está presente el rollo de como un hombre frente a la adversidad debe enfrentar el sacrificio pero el tema es que esto se ha llevado al cine ... ¿50? ¿100 veces antes? Y me quedo corto.

127 horas me pareció una cinta simpática que potencialmente podría haber sido una muy buena película pero que Danny Boyle en su afán de hacer accesible la película a las grandes masas, la arruinó completamente (eso desde mi mirada por cierto, ya que al tipo la fórmula le resulta, por algo lo siguen nominando a los Oscar) .

Lo primero que tengo que mencionar es la cantidad de relleno impresentable que posee el filme: 10 minutos de créditos iniciales, 20 minutos del tipo escalando junto a un par de rubias y haciéndose el lindo, 20 minutos del tipo recordando pasajes de su vida sin ninguna trascendencia, etc. La acción realmente comienza en la última media hora de película, la parte más interesante de esta por cierto, pero más que nada por un asunto de morbo.

Y lo segundo: la actuación de James Franco. Penosa, discreta, básica, de principiante, de actor que realiza una práctica teatral, en fin. No me gustó para nada y supongo que no tendré idea de este tema porque al hombre lo han criticado muy bien por la película. Ahora, admito que parte importante del que en lo personal me halla desagradado tanto tiene que ver con la dirección y el guión, absolutamente cargado a todos esos clichés que tanto me molestan (a otros les encantarán supongo pero como este blog es mio...). Franco abusa de los chistes en momentos de tensión o de diálogos consigo mismo cuyo único objetivo es rellenar y asumir de antemano que el espectador es un completo idiota por lo que se aburrirá si la película guarda demasiado silencio.

127 horas me pareció una cinta con momentos entretenidos, pero ojo...sólo momentos! Por que ni siquiera cumple con ese principio básico de que durante toda su duración valga la pena ( The social Network no es una gran película pero al menos tenías que verla de corrido para no perderte, acá en cambio puedes ir a prepararte un café, abrir la mermelada, hacerte un pan, ir a ver si el perro tiene comida, luego vuelves y no te perdiste de mucho). Sus nominaciones a los Oscar me parece sólo le da argumento a quienes critican este premio por considerarlo un mero negocio con muy poca pretensión artística. ¿Que el cuento de la sobre vivencia? Si, si, si. Pero muéstrenme una película bien hecha y todos aplaudimos. Esta no.

De las cuatro nominadas a los premios que he visto esta es por muy lejos la peor. Aunque insisto, quizás a otros les habrá encantado. Lo mio es un comentario muy personal y que guarda relación directa con lo que yo busco cuando enfrento una película.

TRAILER

Puedes verla online y CON cortes acá:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada