jueves, 24 de febrero de 2011

Que Pena Tu Vida (Chile) - 2010

Género: Comedia
Dirección: Nicolás López ("Promedio rojo")
Protagonistas: Ariel Levy, Lucy Cominetti, Andrea Velasco, Ramón Llao, Leonor Varela.
Duración: 96 minutos
Año : 2010

Muchos problemas tiene el cine chileno, pero probablemente el más evidente de ellos sea el dramático desbalance que muestran sus producciones. No hay términos medios acá. Tenemos ese cine insustancial de cero contenido o un cine sesudo y demasiado denso que pretende definir la vida misma en 120 minutos (Así es la pobreza, así es la marginalidad, así fue la Unidad Popular, así fue la dictadura, etc) . Es decir, cine para imbéciles o tontos graves, pero entremedio nada. Y bueno, definitivamente Nicolás López y su cine se enmarca en la primera categoría mencionada, esa que admite su superficialidad y cuyo único (y respetable) objetivo es entretener durante 90 minutos al espectador.

Entonces, el como valorar esta cinta depende exclusivamente de lo que uno como espectador busque en una película. Si eres de los que gustas de personajes con cierto grado de profundidad, un contexto que tenga contenido, y en general un cine que de alguna manera te mueva a la reflexión, "Que pena tu vida" no es lo tuyo. Y es que estamos frente a una cinta tan liviana como un aviso comercial, un capítulo de teleserie o de comedia de medio día. En ese sentido Nicolás López tiene claro que no va a cambiar el mundo con sus películas ni la vida de nadie. Y nosotros como espectadores también tenemos que tener claridad con respecto a eso y saber que podemos esperar de él y que no.

"Que pena tu vida" cuenta la historia de Javier Fernández, un publicista de 29 años cuyo único objetivo en su diario existir es consumir, buscar mujeres para pasar el rato y presumir de ellas. Su vida es algo patética y extremadamente superficial. Ese tipo de personas que no se despegan ni un minuto de su teléfono para estar constantemente conectados vía facebook o twitter y por esto mismo no son capaces de establecer relaciones verdaderas en el mundo real. Cuando Javier pierde su trabajo y además termina una relación de dos años con su novia, deberá salir de su burbuja y a madurar a la fuerza. En todo este proceso lo acompaña su mejor amiga y la única persona que en realidad lo soporta y acepta. El argumento es muy simple y desarrollará a partir de acá una serie de situaciones que buscarán hacerte pasar un buen rato.

Ahora, de que la película no hay que tomársela demasiado en serio, está claro. Por que si nos ponemos un poco exigentes la quebramos por completo. Los personajes son caricaturas de la realidad (está bien armar una película con personajes ABC1 pero ¿es necesaria tanta exageración de estereotipos clásicos?) , el contexto urbano que se muestra es limitadísimo (existe muchísimo más Santiago del que la película muestra y cuando la cinta baja de Plaza Italia vuelte a la caricatura del pobre chileno) y el guión está repleto de escenas clichés que son completamente predecibles. ¿Qué le podemos exigir entonces a la cinta? Pues que entretenga. A mi, en lo personal, me hizo reír con algunas escenas y en otras definitivamente me aburrió. Insisto, aquella valoración es completamente subjetiva pero de todas formas tampoco podemos ser tan poco exigentes con nuestro cine. Y es que cuando uno ve películas argentinas o de otros lugares de latinoamérica, cintas como "Que pena tu vida" me parece que quedan en el más completo ridículo. Mal por nosotros ¿no?

Los resultados comerciales de "Que pena tu vida" (la comedia más vista en cines del país durante 2010) creo que muestran que Nicolás López ha entendido muy bien lo que debe hacer para vender una película: armar una comedia romántica muy básica, que cualquier persona con un mínimo coeficiente intelectual será capaz de disfrutar y que además involucre todo este asunto de las redes sociales, aspecto que acerca más aún al público al contexto que la cinta presenta. Lopez no es un buen cineasta (y si lo es al menos hasta ahora no lo ha demostrado), pero nos queda claro que un gran comerciante el hombre si es.

No hay comentarios:

Publicar un comentario