miércoles, 9 de febrero de 2011

The Fighter (2010)

Género: Drama
Dirección: David O.Russel
Protagonistas: Mark Wahlberg (Boogie nights) , Christian Bale (American Psycho) ,
Amy Adams (Doubt)
Duración: 115 minutos
Año : 2010

Cuando pienso en películas de boxeadores basadas en una historia verídica de inmediato se me vienen a la cabeza dos buenas cintas realizadas durante esta década: Ali y Cinderella Man, protagonizadas por Will Smith y Russell Crowe respectivamente. Estas dos cuentan con un elemento en común: al estar basadas en una situación real desarrollan una historia muy humana y emotiva (el boxeo es deporte de pobres, luego es probable que tras cada boxeador se esconda un pasado lleno de sufrimientos y frustraciones). Pues bien, "The fighter" es un drama que se mueve en aquella misma linea, con una salvedad: las emociones acá están mejor logradas y eso sin la necesidad de caer en el sentimentalismo fácil. El hilo dramático que aquí se sigue está tan bien llevado por parte de dirección, guión y actuaciones, que el resultado es completamente efectivo.


"The fighter" relata la historia de Micky Ward (Wahlberg), un joven que con el apoyo de su medio hermano Dicky Eklund (Bale) y sus padres lleva adelante una penosa carrera como boxeador. Dicky también estuvo dedicado a esta actividad en el pasado y por esta razón es una especie de ídolo dentro del barrio que habitan, pero pese a sus capacidades terminó alejándose del boxeo a causa de su adicción al crack. Pronto Micky conocerá y se enamorará de Charlene (Amy Adams) , mujer junto a quien comprenderá que su familia es un núcleo demasiado negativo como para ayudarlo a salir adelante y que, en lugar de esto, sólo lo limita y acarrea complicaciones. Asumiendo esta realidad es que nuestro protagonista deberá intentar avanzar en su vida con una tremenda carga personal a cuestas.

La película desarrolla entonces muchos conflictos en paralelo: la complicada dinámica que se desata días tras día al interior de una familia caótica en muchos sentidos, esto junto con sus las inseguridades de Micky causadas por las constantes derrotas conseguidas en el mundo del boxeo; las adicciones de Dicky y una vida de fracasos e irresponsabilidades múltiples; las frustraciones que acarrean cada uno de los personajes que la película muestra. Todo esto enmarcado en un gran contexto: la pobreza humana. Y no me refiero a pobreza material, sino que a las carencias interiores que llevan al ser humano a perder en la vida en todos los sentidos imaginables. La resignación de las personas frente a una realidad que, al no poder modificar, deben aceptar e incluso disfrutar, por más patética que esta sea. Sin embargo existen siempre ventanas que se abren y esa esperanza es la que a muchos les permite seguir viviendo. El panorama que plantea el filme es muy humano y reconocible en la vida real. Esto además de ,como mencionaba en un comienzo, contar con un guión impecable.


Ahora, tema aparte con las actuaciones. El ex integrante de los New Kids On The Block , Mark Wahlberg, desde hace mucho que dejó de ser una sorpresa en esto de los protagónicos y si bien suele trabajar papeles muy similares (probablemente su debut en Boogie Nights sea la excepción a la regla) esta vez vuelve a cumplir con un personaje sensible, inseguro y con muchas carencias internas.

A Christian Bale no lo vamos a descubrir hoy, el tipo es calidad garantizada al punto de que durante largos pasajes de esta cinta carga con el peso de ella sobre sus hombros y su convincente actuación nos hace sentir que el protagonista es él cuando en realidad no lo es. Acá desarrolla un papel que en lo personal me agradó mucho ya que habría sido muy pero muy fácil armar al típico personaje simpático/payaso que durante toda la película te saca sonrisas pero que cuenta con nula profundidad. En lugar de aquello la dirección optó por algo más reconocible y no tan caricaturesco : un verdadero perdedor, podríamos decir. Imposible por cierto, dado el aspecto físico de Bale, no recordar un tanto su trabajo en El Maquinista (2004).

Quisiese finalmente entregar una mención honrosa al personaje secundario interpretado por Amy Adams. A ella la recuerdo gracias a esa increíble película de 2008 llamada La Duda (Doubt) en donde personificaba a una adorable monjita que se situaba en medio de una cruda situación. Acá desarrolla un personaje completamente diferente saliendo nuevamente victoriosa.

En definitiva "The Fighter" es apuesta segura. Una cinta muy bien hecha que puede que por momentos sea algo predecible, sin embargo a estas alturas de la vida no podemos a todas las películas exigirles que vengan a inventar la pólvora. Además, me pareció, que los clichés no son tantos como podrían haber sido. Es decir, no hay abuso molesto por parte de la dirección de sentimentalismo barato ni caricaturas de personas, aquello se agradece. Acá nos encontramos con una cinta que toma una situación común dentro del cine pero que lo saca adelante en base a un muy buen juego de emociones, que es lo que al final nos queda. Una película muy intensa.

Siete nominaciones tiene "The fighter" para los Premios Oscar 2011. Estas incluyen mejor película, dirección, actor y actriz de reparto, guión y montaje. Luego no estaría completa esta reseña si no me refiriese a este último aspecto mencionado: el montaje. Las peleas que acá se muestran son lo más real que en lo personal he visto en el cine y parte importante de la victoria emocional que logra la cinta se debe a este excelente trabajo realizado dentro del cuadrilátero. En fin, no hay nada más que agregar sólo recomendarles esta notable película.

TRAILER



Puedes verla online y sin cortes acá:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada