martes, 16 de diciembre de 2014

Gone Girl // 2014

Género: Suspenso
Dirección: David Fincher 
Protagonistas: Ben Affleck, Rosamund Pike
Duración: 150 minutos
Año : 2014


David Fincher ha ido de más a menos y quizás ha pagado el costo de haber iniciado muy arriba su carrera como director. En cinco años había filmado películas de la talla de "Los siete pecados capitales" (Seven, 1995) o "El club de la pelea" (Fight club, 1999), y bueno, digamos que sostener ese nivel no era cosa fácil. Sin embargo, una cosa es no sostener un nivel y otra desplomarse de manera dramática, que es lo que ha ocurrido con él. "El curioso caso de Benjamin Button" (1998) y "La red social" (The social network, 2010) sin maravillar tampoco estuvieron mal pero con "Perdida" (Gone girl, 2014), su más reciente película, si que definitivamente ha terminado de caer. Estamos frente a la película más mala en la carrera de Fincher, sin ninguna duda. 

La trama es muy sencilla. Nick Dunne (Ben Affleck) llega a su casa, el día de su quinto aniversario de matrimonio, y se encuentra con que su esposa Amy (Rosamund Pike) ha desaparecido. Desde acá se desarrollará una historia de enigma y donde el espectador deberá descubrir poco a poco que es lo que ha sucedido. El problema es que la película peca desde un comienzo en la credibilidad, y es que cuesta mucho creerse lo que va ocurriendo, comenzando por el papel de Ben Affleck y las poco comprensibles reacciones que muestra una vez desaparecida su mujer (poco ayuda también su pésima actuación), pero eso no es nada para lo que vendrá después, una serie de situaciones completamente absurdas, un guión que no se sostiene de ninguna manera, increíble a más no poder. 

Fincher subestima al espectador, se imagina que todos somos unos imbéciles por lo que a los treinta minutos de película (si es que no antes) nos explica lo que ha sucedido y para esto nos muestra imágenes con voces en off de los mismos protagonistas narrando lo que se observa. Pero lo que nos muestra es ridículo. 


(Spoiler desde acá) Una súper mujer, con una capacidad teatral extraordinaria, capaz de engañar a su marido durante años para finalmente urdir un plan de venganza perfecto. Sin embargo, esa mente brillante luego se meterá en problemas de manera estúpida cometiendo errores infantiles y para zafar de ellos buscará a un antiguo novio millonario, a quien volverá a engañar de manera increíble para finalmente volver a su casa a jugar a la pareja feliz. Que decir, para tomarse la cabeza a dos manos.   

Algunas preguntas para quienes ya han visto la película. ¿Es creíble que una mujer ande con miles de dolares jugando minigolf? ¿Porqué se golpea la cara? ¿Es creíble que un millonario tras veinte años de distanciamiento se mantenga aún soltero y enamorado aún de la protagonista? ¿Cómo es posible que una mujer logre fingir una violación burlando decenas de cámaras? ¿No es ridícula la escena en que Amy vuelve a su casa ensangrentada? ¿Porqué luego de pasar por un hospital vuelve aún ensangrentada? ¿No es absurdo que Nick acepte convivir con ella? ¡¿Qué es ese disparate del embarazo?!  ... y se podría seguir. Las preguntas son demasiadas, las respuestas nulas, los absurdos miles.  

¿Lo positivo? Digamos que sacando la primera y última media hora te quedan 100 minutos de película de buen ritmo y que, pese a los errores de guión, entretienen. Y los hombres también disfrutarán muchísimo la vista, digamos que las tetas de Emily Ratajkowski y Rosamund Pike en ropa interior cumplen el objetivo de que te olvides por un rato de los horrores. 

Ando peleado con el cine, ultimamente me ha tocado ver solo películas malas, espero pronto una termine esta penosa racha...


2 / 5
Mala


Otras reseñas de David Fincher:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada