domingo, 30 de marzo de 2014

Melancholia // 2011

Género: Suspenso 
Dirección: Lars von Trier 
Protagonistas: Kirsten Dunst, Charlotte Gainsbourg , Kiefer Sutherland 
Duración: 130 minutos
Año : 2011

Observación previa: Si no has visto "Melancholia", te recomendaría no leer esta reseña.  Si quieres luego regresas pero esta película se disfruta de mejor forma sabiendo poco o nada de ella. 

Me estoy convirtiendo en un fanático de Lars von Trier. La segunda parte de la llamada "trilogía de la depresión" (la primera fue la ya comentada "Antichrist") me ha resultado otro viaje fascinante a través del cine de un director inquietante, un tipo que resulta ser una isla en medio de tanta película obvia que se ve por estos tiempos. 

La obsesión de Von Trier con el género femenino vuelve a ser evidente con "Melancholia", una nueva cinta del autor que sitúa a la mujer y su sentir como protagonista, en este caso dos hermanas: Justine y Claire, dos caras de una misma moneda. Dos formas de vivir y reaccionar frente al mismo escenario. 

(Desde acá hasta el final SPOILER) "Melancholia" comienza en la linea usual del director, un prólogo de ocho minutos en donde se suceden una serie de bellas postales que en cámara lenta nos muestran imágenes que (por supuesto) no comprendemos. Es Von Trier dándose el gusto de confundir desde la partida. Luego tendremos la película dividida en dos partes, cada una titulada con el nombre de estas dos hermanas. En la primera presenciaremos el suntuoso matrimonio de Justine (Kirsten Dunst). Todo comenzará con entusiasmo, Justine luce alegre, su novio enamorado, un padre orgulloso, un jefe que elogia su labor como publicista, una hermana (Charlotte Gainsbourg) y su marido (Kiefer Sutherland) esforzados en que toda la fiesta resulte bien. De pronto Gaby, madre de la novia, pide la palabra, da un discurso desagradable y todo cambiará. La verdadera Justine, confundida, desencantada y afectada por las palabras de su madre, tendrá una visión que la llevará a perder los papeles: un planeta (al que pronto conoceremos como Melancolía) se acerca a la Tierra y amenaza con terminar nuestra existencia. 

La segunda parte (titulada Claire), se desarrollará tiempo después. Con Melancolía ya muy cerca de la Tierra y la amenaza latente de que el impacto llegará a producirse. Acá Von Trier nos muestra dos mundos opuestos, representados por ambas hermanas, Justine que encarna el sufrimiento que desencadena en resignación para luego encontrar la calma mientras que Claire representa el miedo y la desesperación frente a lo que parece inevitable. Todo esto se encuentra muy bien tratado por un director que, a diferencia de todas las películas apocalípticas que he visto en mi vida, centra completamente la atención en los dramas personales de cada protagonista y no en el impacto que podría acabar con la vida en la tierra. 

Mención aparte por cierto merece la última escena de la película, aún recuerdo cuando durante mi adolescencia me preguntaba como sería el enfrentarse a un final así y bueno, Von Trier me entrega la respuesta de gran forma casi 20 años después. La fotografía una vez más es preciosa y de las actuaciones no hay nada que decir, impecables tanto Dunst como Gainsbourg en sus respectivas esquinas, ambas muy convincentes y versátiles, mientras que Kiefer Sutherland en su secundario rol de un apático científico también convence. 

Me retiro satisfecho. "Melancholia" y el fin del mundo en versión de Lars von Trier, una mirada brillante y desoladora que se resume en aquella linea que expresa en algún momento Justine : "la vida en la tierra es perversa y nadie la extrañará si desaparece". 

4 / 5
Excelente !!!



Otras reseñas de LARS VON TRIER:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada