sábado, 8 de marzo de 2014

Antichrist // 2009

Género: Terror 
Dirección: Lars von Trier 
Protagonistas: Charlotte Gainsbourg , William Dafoe 
Duración: 120 minutos
Año : 2009


En un mundo y una industria que parece tener todo fríamente calculado un tipo como Lars von Trier nos viene bien. Obsesionado con el cine de autor con cada nueva entrega del danés busca provocar al espectador, lo suyo es el impacto y el lograr que quienes observan abandonen las salas con "algo" dentro de si (agradable o desagradable, da igual). Que lo logre o no y el como lo logre, ya es otra historia, sin embargo desde su posición inicial lo del director es, por lo bajo, interesante. 

Y bueno, que mejor ejemplo de lo que comento que "Antichrist", una película en donde podemos percibir a un von Trier completamente desatado y que por esto mismo generó opiniones encontradas con respecto a su obra. Tras su exhibición, se acusó a la película de ser innecesariamente excesiva y explícita, además de poseer un mensaje misógino (algo bastante absurdo e infundado según mi parecer). En lo personal he disfrutado muchísimo de "Antichrist", me ha parecido una película diferente, atractiva de comienzo a fin pese a ser efectivamente grotesca e incluso de mal gusto en determinados momentos. 

El asunto comienza con todo. (SPOILER) Los primeros 5 minutos muestran a una pareja haciendo el amor de manera apasionada mientras su hijo logra bajar de su cuna cayendo desde una ventana y encontrando la muerte. Esta escena, filmada en blanco y negro de manera muy cuidada por von Trier, por si sola es una declaración de intenciones: el cruce que plantea la cinta entre el placer y el dolor será temática importante durante el resto de la película. 

Esta pareja, representada de manera soberbia por William Dafoe y Charlotte Gainsbourg, será única protagonista durante el resto de la película. Él es psicólogo y terapeuta por lo que decide tratar a su mujer frente a la pérdida. Ambos viajan a Edén, un lugar internado en el bosque, que un año atrás ella visitó junto a su hijo con el objetivo de realizar una tesis sobre el femicidio. El desarrollo de la película, dividido en tres estaciones tituladas Duelo, Dolor y Desesperación, es fascinante, repleto de detalles exquisitos que entregan un ritmo que jamás cansa y frente al cual solo queda entregarse a disfrutar. Una pareja que encarna en todo momento el choque entre la racionalidad y lo inexplicable, el simbolismo del mal, representado de manera impecable en la naturaleza, además de una historia que solo al final dará un giro explicándonos lo que realmente acá ha sucedido (SPOILER): la mujer ha enloquecido mientras desarrollaba su tesis, convenciéndose de la naturaleza perversa y dañina de la mujer, estableciendo una relación constante de placer/culpa en su actuar y considerando que su sufrimiento (y muerte) es un acto de justicia. Memorable el momento en que ella mutila su clítoris (auch!!!), lugar que para ella representa precisamente el nexo placer/dolor.

Ahora, siendo justos, es imposible negar el que existen momentos en donde a von Trier se le fue la mano, cayendo incluso en el absurdo. Un zorro pronunciando un terrorífico (¿?) "reina el caos..." , una mujer que masturba a un hombre inconsciente hasta obtener una eyaculación con sangre (!!!) o una llave inglesa que aparece de manera milagrosa en el instante preciso para salvar al protagonista. Todos estos son detalles que le restan a una película que con un poco más de contención creo que podría haber sido una verdadera obra maestra del cine. 

En síntesis. Para muchos un pedante sobre valorado que busca generar polémica fácil mientras que otros lo catalogan como un genio moderno. Sea como sea, Lars von Trier no pasa desapercibido. Lo que es yo, me he cautivado con "Antichrist", una película que ha logrado generar en mi el deseo de seguir revisando la filmografía de este singular director. 

4 / 5 
Excelente !!!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada