sábado, 27 de mayo de 2017

Alien: El Octavo Pasajero (1979)

Género: Ciencia ficción/Terror
Dirección: Ridley Scott
Protagonistas: Sigourney Weaver, John Hurt, Tom Skerrit, Harry Dean Stanton, Ian Holm
Duración: 120 minutos
Año : 1979


He estado muy ocupado ultimamente por lo que mi querido blog de cine ha debido quedar de lado por un tiempo, sin embargo, hace unos días acudí a las salas junto a mi hermano a ver "Alien: Covenant" lo cual me motivó a volver acá pero de igual forma me pareció sensato el referirme primero a las clásicas de la saga, por lo que hoy me instalé en mi sillón junto a mi hijo de diez años a revisar el clásico de 1979 (no la veía desde hace.... ¿quince años?), y bueno, acá estoy para comentar lo que todos ya sabemos pero que nunca estará de más recordar: estamos frente a un clásico atemporal, una obra maestra del horror que no sabe del paso de los años.

Son muchos los aspectos que me impresionan revisando esta película en 2017, es decir, a casi cuarenta años de su creación: el que pese a su sencillo argumento logre captar completamente tu atención durante gran parte del trayecto (el bicho tarda en aparecer una hora y durante ese trayecto viajamos gustosos a bordo del Nostromo), el desarrollo de personajes queribles (¡cuánto se extraña el que a uno le importen los personajes en el cine de hoy!), efectos que incluso se ven más reales que los digitales utilizados en cintas posteriores (este bicho se ve muchísimo más real que el que se mueve en Alien 3, por ejemplo), el que la Teniente Ripley (sobria Sigourney Weaver, claramente el carácter lo acabó de desarrollar en la secuela Aliens) se presentase como un personaje intrascendente para finalmente ser la protagonista de la cinta, los misterios que la cinta deja a entrever (¿qué carajo hacen esos huevos ahí? ¿qué es ese ser enorme que encuentran en esa nave en forma de dona?), el uso del androide (absoluta genialidad del guión), y por supuesto, todo el manejo cinematográfico de un Ridley Scott que cuece el suspenso de la cinta a fuego lento de manera excepcional. 

A cuatro décadas de su creación, "Alien: el octavo pasajero" por supuesto que no logra liberarse de su contexto histórico y luce como una película antigua (¡ese personaje que no se quita el cintillo azul en toda la película no puede ser más cómico!) pero, con todo, gracias a su dirección y guión se ha transformado en una de aquellas cintas que mejor ha soportado el paso del tiempo dentro del cine de terror. Una joya de proporciones históricas. 


5.0 // Obra maestra

No hay comentarios:

Publicar un comentario