miércoles, 21 de diciembre de 2016

Elle // 2016 (Francia)

Género: Drama / Suspenso 
Dirección: Paul Verhoeven
Protagonistas: Isabelle Huppert, Laurent Lafitte, Anne Consigny 
Duración: 130 minutos
Año : 2016


¡Que gusto dan los directores diferentes! Aquellos que escapan de lo predecible y no dejan de sorprendernos con sus posturas "moralmente incorrectas" dentro de lo que suele establecer nuestra sociedad. En esa linea precisamente es que se mueve el regreso tras diez años de silencio (demasiado no cabe duda) del gran Paul Verhoeven, un director por lo general controvertido y que cuando ha podido meter mano en libertad a sus películas ha sido capaz de parir obras de culto tanto en el mundo de la acción ("Robocop", "Total Recall" o en menor medida, "Starship troopers") como en el del suspenso + erotismo ("Bajos instintos"). Al holandés no se le da el estar controlado, de hecho, cuando le han pedido que realice filmes comerciales ha dirigido basuras ("El hombre sin sombra", claro ejemplo) por lo que durante estos últimos quince años apenas lo hemos visto dirigir. Sin embargo, esperarlo ha valido la pena, "Elle" se enmarca dentro de las buenas cosas que se verán en este año.

Volvemos así a encontrarnos con el Verhoeven que aborda la sexualidad desde una mirada retorcida, con personajes psicologicamente "tocados" dentro de un contexto repleto de dobles estándares y disfraces, con gente que con su éxito laboral disfraza sus traumas, miserias y mentiras. El director juega muy bien en ese sentido con las historias que va hilando (para ser una película de 130 minutos y de mucho diálogo, no se hace para nada eterna), lo hace además sin abandonar su característico sello de humor negro y sin ser demasiado explícito logra generar un cine a ratos grotesco que consigue su objetivo: el impacto, más que visual, moral (o la falta de esta más bien). 

Isabelle Huppert (nominada a los Globos de oro 2017) en el rol protagónico se roba absolutamente los aplausos, con un personaje frío, distante y práctico, una víctima que desde un comienzo es tratada como victimaria, llena de evidentes culpas, rencor y trancas. Ella es la base de una película diferente, a ratos sórdida pero de una elegancia exquisita. 

Miramos y disfrutamos de "Elle" con una sensación de gratitud tan especial como amarga. Paul Verhoeven tiene sus años ya. El tipo está cerca de los ochenta por lo que emociona el que a estas alturas del partido sea capaz de regalarnos una película como esta. Aguda e inteligente, "Elle" vale totalmente la pena el ser revisada.  


4.0 // Excelente!

No hay comentarios:

Publicar un comentario