domingo, 1 de mayo de 2016

Colonia // 2015

Género: Drama (Contexto verídico)
Dirección: Florian Gallenberger
Protagonistas: Emma Watson, Daniel Bruhl, Michael Nyqvist
Duración: 110 minutos
Año : 2015

Paul Schafer fue uno de los tantos alemanes que, tras haber participado en la Alemania Nazi de la Segunda guerra mundial, buscó refugio en algún recóndido lugar del mundo. En este caso, Schafer se instaló en el sur de Chile fundando en enclave de inmigrantes alemanes llamado "Colonia Dignidad", lugar que el paso del tiempo demostró ser un centro donde se realizaba un sostenido abuso de menores además de poseer conexiones directas con el régimen dictatorial de Augusto Pinochet (las cuales iban desde el tráfico de armas hasta funcionar como un centro de tortura para disidentes). 

Todo este horror es el que el alemán Florian Gallenberger ha intentado abordar con su más reciente película, ayudándose además de un par de actores jóvenes de renombre como son Emma Watson ("Harry Potter") y el siempre notable Daniel Bruhl ("Good bye Lenin!", "Rush"). El problema es que se ha quedado corto y ha acabado siendo muy tímido en el tratamiento del tema.

Nos entrega así una historia de amor contextualizada en los años 70, en medio de un país convulsionado políticamente, con dos extranjeros que simpatizan con el gobierno del socialista Salvador Allende y que tras ocurrido el golpe de estado de 1973 son apresados por los militares de la época. Daniel (Bruhl) caerá preso en Colonia Dignidad mientras que Lena (Watson) se hará pasar por una inmigrante alemana para lograr tener contacto con él e intentar rescatarlo. Lamentablemente el guión de "Colonia" pasa de largo frente a la realidad de lo ocurrido en el lugar (de los abusos de menores no hay mención, del contacto directo con la dictadura poco y nada), centrándose más bien en la historia de sobre vivencia de la pareja. El dramatismo es del nivel de una telenovela y pese a que los tres protagonistas cumplen en lo suyo (soberbio Michael Nyqvist interpretando a Schafer), todo en escena resulta poco creíble, e incluso a momentos ridículo (dos protagonistas que hablan en inglés en medio de actos políticos donde se dialoga en español, por mencionar un caso). 

La oportunidad de abordar el tema de la Colonia Dignidad era tremenda, sin embargo Gallenberger la desaprovecha quedando completamente a medias en todos los sentidos imaginables. La película para un europeo que sepa poco del tema quizás resulte interesante pero para quienes conocemos de cerca el caso la verdad es que resulta grotesca y demasiado poco creíble. Una lástima.

2.5 // Nada especial

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada