viernes, 23 de diciembre de 2011

The final cut (2004)


Género: Ciencia ficción
Dirección: Omar Naim
Protagonistas: Robin Williams, Mira Sorvino
Duración: 105 minutos
Año : 2004


Una mezcla entre "Minority report" e "Inception". Una cosa así sería "Final cut", aunque dejando siempre en claro no le llega ni a los talones a las dos mencionadas. 


La cinta plantea un futuro en donde las personas pueden colocar un chip en el cerebro de sus hijos al nacer, el cual cumpliría la función de grabar toda su vida a través de sus ojos. ¿El objetivo? Tener un registro de esta para el momento de su muerte y dejar un recuerdo en forma de película entre sus seres queridos ¿Y quién realizaría esta película? Un "montador", un  especialista en el arte de resumir la vida de las personas en no más de 15 minutos. Ese es el rol de Allan Hackman (Robin Williams), quien se dedica día tras día a revisar la vida de seres recientemente fallecidos. Ahora, Allan vive atormentado en su subconsciente por un lejano pero trágico recuerdo de infancia, el cual despertará en pleno proceso de montaje a causa de algo que aparece frente a sus ojos. 


La película tiene una buena idea pero se queda solo en eso porque el desarrollo es débil. Definitivamente va de más a menos. Comienza de manera muy interesante y promete despegar en algún momento, asunto que nunca ocurre. Le falta un gancho más potente, más profundidad con los personajes o plantear de lleno algún dilema ético con el cuentito del chip en los cerebros. Pero la verdad es que no pasa demasiado con la historia. Como que pinta para algo que jamás explota como corresponde. Aún así, entretiene por un rato, eso si que si.


De las actuaciones ni hablar. A Robin Williams no lo vamos a descubrir hoy, es un pésimo actor. Le dan acá un papel serio pero el hombre de todas maneras no logra contener sonrisas en distintos momentos. Es como volver a ver su eterno personaje jugando a ser dramático, pero eso... jugando porque jamás se la crees. Y Mira Sorvino acá está absolutamente desaprovechada, en un rol más inocentón que de costumbre pero con muy poca profundidad.


Entonces... "Final cut" es una de esas películas que puedes verla con alguien mientras conversas de cualquier otra cosa. Me refiero a que no requiere todos tus sentidos sobre ella. Para pasar el rato no está mal, insisto: la idea no es mala! Pero no esperes demasiado.


2.5 / 5
Reguleque




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada