jueves, 12 de junio de 2014

Enemy // 2013

Género: Suspenso  
Dirección: Denis Villeneuve  
Protagonistas: Jake Gyllenhaal, Sarah Gadon, Melanie Laurent 
Duración: 90 minutos
Año : 2013

Denis Villenueve sigue dando que hablar y lo interesante es que lo realiza desde veredas opuestas, el año recién pasado entregó dos excelentes películas muy distintas entre si pero bien logradas cada una en su respectivo contexto. La primera fue la tradicional pero sólida "Prisoners" (comentada unas semanas atrás en el blog) y posteriormente se marcó "Enemy", un perturbador ejercicio cinematográfico que en lo personal he disfrutado muchísimo, una de esas películas pensadas para dar vueltas en tu cabeza bastante rato. 

Basada en una novela de José Saramago ("El hombre duplicado") y con un evidente perfume a David Lynch, Villenueve nos introduce en un thriller que es mucho más simple de lo que aparenta pero cuyas piezas han sido puestas de tal forma que nos terminamos quebrando la cabeza con teorías acerca de lo que hemos presenciado, llegando incluso a creer por momentos que todo puede haber sido una tomadura de pelo.  

La historia va así: durante los primeros 20 minutos de película conocemos la vida de Adam, un profesor universitario de historia quien lleva una vida bastante monótona y de evidente desmotivación. Un día cualquiera reconoce dentro de una película a un actor que es exactamente igual a él (Anthony) y se decide a ubicarlo. A partir de entonces la cinta presentará una serie de situaciones y simbolismos que el espectador deberá acomodar con el fin de comprender por donde va el asunto. ¿Qué es real y que no? ¿Hay un presente/pasado o es que el protagonista se ha vuelto loco? Preguntas como estas y muchas más aparecen a lo largo y final de una película que, siendo honestos, cuesta muchísimo comprender a la primera. Es probable que este sea el principal defecto de "Enemy", el lento ritmo que lleva a ratos (dura solo 90 minutos pero se siente como si fuese más) y el que las cosas tienden a complicarse más de lo necesario, como si Villeneuve desease que efectivamente no entendieses nada. Ahora, de igual forma la cinta logra instalarse en tu cabeza (gracias a lo que te ha provocado) con suficiente fuerza como para que ansíes y busques las explicaciones. 

Otro aspecto positivo guarda relación con la notable actuación de Jake Gyllenhaal, quien logra generar diferencias muy claras entre Adam y Anthony solamente gracias a su interpretación y sostener así de manera impecable el peso de una película que no era sencilla de llevar. Como curiosidad cabe mencionar que para este papel Villeneuve había pensado primero en Javier Bardém y Christian Bale, el primero no aceptó y el segundo no coincidió en los tiempos de filmación por lo que la responsabilidad cayó finalmente en Gyllenhaal quien acabó sacando de la manga una actuación más que convincente. 

En definitiva, "Enemy" es una película densa, oscura, compleja y desafiante. Cine de ese que dan ganas de ver y disfrutar, asunto que con Villeneuve ya se está volviendo costumbre. 

4 / 5
Excelente !

1 comentario:

  1. No soy fan de Gyllenhaal pero me gusta como actúa, he visto varias películas en las que actúa y puedo decir que "Prisoners" y "Enemy" han sido de sus mejores actuaciones.
    Me gusta como va la película, no la considero tan lenta, me gusta que te de para pensar. El final me encanta porque podrían debatirse distintas explicaciones de como realmente termina. Si hay o no realmente su doble, cual es el real, considero que la historia va en el presente de Adam y poco a poco va recordando su pasado -Anthony- a través de visiones y flashback. El punto de inflexión definitivamente es el accidente.
    Enemy recomendadisima.

    ResponderEliminar