domingo, 29 de noviembre de 2015

Neo Clásico: Beetlejuice // 1988

Género: Comedia 
Dirección: Tim Burton
Protagonista: Michael Keaton, Winona Ryder, Geena Davis, Catherine O'hara, Alec Baldwin, Jeffrey Jones
Duración: 90 minutos
Año : 1988


El mal estado creativo que desde hace casi veinte años lleva sosteniendo Tim Burton me había llevado a olvidar de cierta forma su período glorioso (1988-1994 básicamente), aquellos años donde el hombre nos regaló al menos cinco maravillas del séptimo arte. Algunos se quedarán con la saga "Batman" (1989, 1992), otros abrazarán la particular sensibilidad de "El joven manos de tijera" (1990) mientras que otros tantos adorarán la divertidísima "Ed Wood" (1994), sin embargo, mi favorita de Burton siempre fue y siempre será "Beetlejuice", una verdadera obra maestra del humor negro. 

No la había visto desde hace años pero una semana atrás me senté al sillón junto a mis hijos a verla y que decir, me reí como un niño. Fue realmente como volver a mis quince años. Y es que en "Beetlejuice" todo funciona, si bien es una película ridiculamente sencilla y cuyos efectos al día de hoy se ven muy básicos, el diseño de cada uno de sus personajes es tan potente y el guión tan simpático, que toda precariedad pasa a segundo plano. 

Estábamos en 1988, Tim Burton pintaba para genio pop, un director que lograba equilibrar cine comercial, de fácil acceso con cierto toque de oscuridad + una marcada identidad estética, y que además en esta ocasión logró reclutar a una serie de actores formidables que vivían en ese entonces (todos) un gran momento. No deja de ser curioso por cierto el que cada uno de los protagonistas de esta gran película (director incluido) poseen un dramático elemento en común: ninguno llegó a ser lo que en ese entonces se proyectaba.

Hablando del reparto, destaca por supuesto un Michael Keaton irreverente (cada segmento en que aparece Beetlejuice es manjar) y que escapaba acá de sus papeles tradicionales, más una joven promesa: Winona Ryder. La pareja de protagonistas, Geena Davis y Alec Baldwin, sin deslumbrar logran cumplir, pero es en los secundarios de Catherine O'hara (la mamá de Macaulay Culkin en "Mi pobre angelito") y Jeffrey Jones donde el asunto encuentra notables relevos. Se suceden así una serie de escenas inolvidables y momentazos musicales (como olvidar esta eterna "coreografía") de primer nivel. Rara vez nos encontramos frente a una película en donde cada minuto se justifica y está perfecto, pero esta es una de esas ocasiones. 

Dicen que se viene una segunda parte de esta joya. No conforme con haber arruinado una serie de proyectos tal parece que Tim Burton desea agregar uno más a su lista de desastres. Da igual, nada jamás empañará el nivel de este neo clásico del humor, uno en donde todas las constelaciones se alinearon en favor del buen gusto.


5.0 // Obra maestra.

Otras reseñas de Tim Burton:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada