lunes, 2 de febrero de 2015

Birdman or (The Unexpected Virtue of Ignorance) // 2014

Género: Drama 
Dirección: Alejandro G. Iñarritu 
Protagonistas: Michael Keaton, Edward Norton, Emma Stone, Naomi Watts, Zack Galifianakis, Amy Ryan 
Duración: 120 minutos
Año : 2014


"Amores perros" (2000), "21 gramos" (2003), "Babel" (2006), "Biutiful" (2010)... Digamos que el mexicano Iñarritu tiene antecedentes más que atractivos como para confiar en su cine, pero tal parece que con "Birdman" ha acabado por entregar su obra definitiva, una que además, si bien vuelve a ser cruda en el tratamiento de la realidad, ha incorporado esta vez ciertos elementos de realismo mágico a la pantalla, entregando así un ingrediente que ha aportado novedad a su cine. En ese sentido "Birdman" es una propuesta arriesgada y valiente, una de esas que no deja indiferente al espectador, para bien y para mal. Durante dos horas Iñarritu nos muestra la historia de Riggan Thomson, un olvidado actor que veinte años atrás protagonizó la saga Birdman (1, 2 y 3) pero que posteriormente no fue capaz de catapultar su carrera como corresponde. Hoy ha decidido producir, dirigir y protagonizar una obra de teatro en pleno Broodway con el fin de demostrar al mundo que su talento permanece vivo. Es su última oportunidad, el y sus pares lo saben por lo que la presión poco a poco comienza a desbordar a Riggan llevando sus nervios al extremo. 

Antes de analizar cualquier detalle técnico creo necesario destacar que el primer acierto de Iñarritu es tener a Michael Keaton como protagonista, no solo porque el hombre se come el papel sino que además porque Keaton es un perfecto Riggan Thomson, él también vive con "Birdman" un segundo aire tras veinte años en el olvido luego de su participación en las dos primeras partes de Batman (aquellas dirigidas por el sobre valorado Tim Burton) por lo que el asunto todo el rato adopta un tono doblemente dramático, "Birdman" representa el todo o nada tanto para el actor como para su personaje, lo cual entrega un tono especialmente atractivo a la película. 

Y bueno, posteriormente aparecen las virtudes de guión y en materia técnica con que la cinta cuenta. Ha generado mucho ruido el plano secuencia (falso eso si) con que la película ha sido filmada (una cámara continua que constantemente persigue a los protagonistas), Iñarritu ha logrado con esta técnica acercarnos al drama de manera notable por lo que la decisión no puede sino ser aplaudida. La música también se trae lo suyo pues la película es acompañada constantemente con improvisaciones de jazz, lo cual es arriesgado dado lo poco habitual. A mi no me incomodó en absoluto. Finalmente también resultan interesantes los disparos que el director lanza hacia el mundillo de hollywood: actores, productores, directores, críticos y público, acá nadie queda a salvo, desde la mediocridad de la crítica ("etiquetas, etiquetas y más etiquetas"), pasando por todo ese rollo del teatro vs cine comercial, la banalidad de los actores e incluso todos nosotros aparecemos en el ruedo cuando se toca el vacío mundo de los blogs, YouTube y redes sociales. Cuando comencé mencionando que "Birdman" era una película ambiciosa no exageraba, durante dos horas intenta abarcar muchísimo con sus múltiples mensaje y ahí quizás es donde muchos se han extraviado, me cuesta eso si entender a aquellos que la han catalogado de "lenta". Si hay algo que es constante acá es el vértigo. 
  
Fuera de la notable interpretación de Keaton destaca además el acompañamiento que le realizan Naomi Watts y Edward Norton, la primera está histérica en su rol de actriz primeriza e insegura, el segundo me ha recordado aquel papel que realizó años atrás en "El club de la pelea", hemos vuelto a ver a ese tipo desvergonzado pero que en este caso además posee aires de divo teatral. Norton es el personaje divertido de la cinta y ahí aporta lo suyo. Zach Galifianakis y Emma Stone están acá en la misma que Keaton, intentando demostrar que saben actuar pero creo que ninguno de los dos están a la altura del protagonista, sobre actúan de manera incluso ridícula encontrando un par de momentos de verguenza, por mencionar uno: el monólogo en donde la hija de Thomson "le canta algunas verdades" a su padre no convence un segundo siquiera, se nota totalmente memorizado y tiene cero espontaneidad. Galifianakis sigue siendo el gordito simpático, Emma Stone unos bellos ojos + un buen culo, no hay más hasta ahora.  

(Spoiler desde acá. Estás avisado!)
La película me ha gustado mucho pero se me ha quedado algo en deuda el cierre. En primer lugar toda esa idea de que "hay que vivir el personaje" me ha recordado inevitablemente al "Cisne negro" con Natalie Portman. Y segundo: el final es muy abierto, demasiado. Cada espectador puede sacar sus conclusiones con respecto al desenlace y ahí me parece que hay un punto débil. ¿Qué es esa última escena? ¿Es lo que a Thomson le hubiese gustado que ocurriese luego del incidente en el teatro? Digamos, una crítica positiva, público interesado en él, esposa e hija acompañándolo y esta última viéndolo renacer (volar) junto a sus sueños. Tal parece que por ahí van los tiros, pero entiendo a quienes expresan que no han entendido nada. 

En definitiva, "Birdman" me ha resultado un ejercicio notable de lucidez. Dinámico, potente en su discurso, en general bien interpretado, con momentos tan divertidos como dramáticos (yo sufrí junto a Thomson quedándose afuera del teatro). La obra definitiva de un Iñarritu que con esto entra en las ligas mayores. 


4.5 / 5
Brillante!



Otras reseñas de Alejandro Gonzalez Iñarritu:
2010 // Biutiful

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada