viernes, 5 de julio de 2013

Passion (2013)

Género: Suspenso    
Dirección: Brian de Palma ("Carrie", "Scarface", "The untouchables")
Protagonistas: Noomi Rapace, Rachel McAdams, Karoline Herfuth
Duración: 100 minutos
Año : 2012

Isabelle (Noomi Rapace) es una novata ejecutiva que posee aparentemente una relación de mucha confianza con su jefa, Christine (Rachel McAdams), una ambiciosa y competitiva mujer que es capaz de barrer con cualquiera con tal de triunfar. Isabelle posee el talento pero no el éxito que admira e incluso envidia de Christine, desea su poder, su estatus y hasta a su novio. En medio de este contexto comenzará a desarrollarse una historia de intrigas que se sazona con precisas dosis de erotismo y en donde nuestras protagonistas pasan del amor al odio mientras la película avanza. 

Me gustó la historia central que Passion plantea, me gustó el que fuese una historia de mujeres y sentí, sobretodo en un comienzo, que la película posee una mirada muy femenina de la situación que se plantea, lamentablemente eso si el drama va mutando en medida que el filme avanza para terminar convertido en uno bastante convencional dentro de lo que es el cine de suspenso. 

En un inicio, cuando se nos presenta la historia, la película se centra muchísimo en el diálogo y en el carácter de los personajes, no sabemos hacia donde disparará el asunto y esto te genera una agradable sensación de suspenso, ahora, tras 50 minutos de cinta esta se transformará en una clásica película de homicidios en donde la pregunta "¿quién es el asesino?" se tomará la pantalla. Dentro de lo positivo habría que mencionar el que existen buenos giros en el desenlace y que las actuaciones son correctas, destacando el siempre frío papel que desarrolla Noomi Rapace (a quien ya la había visto en ese tremendo papel que desempeñó la exitosa saga sueca "Los hombres que no amaban a las mujeres").

Lamentablemente no todo es perfecto acá y me parece que la película se tiende a caer en el uso del dramatismo, ahí la dirección pecó muchísimo. Hay varias escenas que tienden a estorbar, se utiliza demasiado el recurso de los sueños de la protagonista (lo cual resta credibilidad al suspenso) y hay ciertos diálogos (sobretodo en aquellos donde participa la policía) que causan más gracia que dramatismo. Hay un contraste muy grande entre la seriedad que posee la película en su primera mitad y la trivialidad con que se trabajó la segunda. Parecen casi ser dos películas diferentes. La osadía que insinúa la dirección en un comienzo se disipa poco a poco hasta acabar desapareciendo por completo.

Brian de Palma cuenta en su historial con clásicos del cine pero ciertamente desde hace bastante tiempo que no dirige algo realmente bueno. Passion me parece que sin ser una maravilla logra encaramarse dentro de lo mejor que ha dirigido durante los últimos 15 años.

3 / 5
Buena, cumple. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada