domingo, 11 de mayo de 2014

The Place Beyond The Pines // 2013

Género: Drama
Dirección: Derek Ciafrance ("Blue Valentine")
Protagonistas: Ryan Gosling, Bradley Cooper, Eva Mendes, Ray Liotta, Rose Byrne
Duración: 140 minutos
Año : 2013

Derek Ciafrance debutó en lo alto gracias a aquel drama de primera titulado "Blue valentine" (2010), una cruda historia que abordaba el desamor y el desencanto de manera impecable, espero algún día sentarme a escribir acerca de aquella cinta, sin embargo hoy estoy acá para comentar la segunda entrega de Ciafrance: "The place beyond the pines", un drama protagonizado por un elenco de primera y en donde el director ha vuelto a mostrar por donde van sus dardos aunque esta vez no ha logrado dar de lleno en el blanco como si ocurrió con su mencionada opera prima. 

En poco más de dos horas Ciafrance nos narra una tragedia de cruce de historias, con este fin el director nos ha dividido la película en tres reconocibles partes. En una primera conocemos a Luke (Ryan Gosling en una actuación impecable), un joven cuya única habilidad desarrollada es la de correr en motocicletas. Un día cualquiera se entera que ha sido padre y al no tener como responder frente al hecho decide utilizar su manejo en la velocidad para comenzar a robar bancos. Se produce un hecho clave en donde Luke se encontrará con el oficial de policía Avery Cross (Bradley Cooper en el papel más decente que le he visto en su carrera) protagonizando un hecho que cambiará sus vidas para siempre. La segunda parte y tercera parte de la cinta mostrarán las consecuencias de este hecho, primero en el ambiente laboral del oficial y luego, 15 años después, en la vida de los hijos de ambos personajes. 

La película es atractiva, cuenta con dos o tres momentazos de alta tensión y en al menos 2/3 de su duración logra mantener al espectador enganchado con la historia, eso además de estar interpretada por actores que se encuentran a la altura del drama que se muestra. Lamentablemente, a la hora de enlazar las historias la cinta comienza a tropezar, hay asuntos que se abordan para luego quedar completamente en el olvido por lo que solo se logra desviar el carril de la película de manera innecesaria o desaprovechada (SPOILER: El oficial denuncia un acto de corrupción dentro de su departamento...¿y? ¿qué pasa con eso? La película dedica más de 30 minutos a aquel hecho para que finalmente resulte irrelevante en la historia global), de igual manera la última parte de la cinta es débil e incluso algo cliché (SPOILER: uno ve a los dos jóvenes en escena por primera vez y de inmediato asumes que son hijos de Luke y Avery), a 20 minutos del final ya sabemos por donde va el asunto, eso sin contar que el final es muy poco creíble .

En síntesis, los dardos de Ciafrance vuelven a ir por donde mismo: parejas jóvenes y la paternidad. Aquello enmarcado en una buena película, en general de buen ritmo y que presenta una historia, aunque algo común, bien armada. El problema es que en medida que avanza se va enredando sola hasta acabar de manera muy débil. El director no ha logrado esta vez sorprender como en su debut pero de todas maneras nos ha entregado un drama que se encuentra sobre la media. 

3 / 5
Buena, se deja ver. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada