sábado, 30 de agosto de 2014

Only God Forgives // 2013

Género: Suspenso    
Dirección: Nicolas Winding Refn 
Protagonistas: Ryan Gosling , Kristin Scott Thomas   
Duración: 90 minutos
Año : 2013


Las historias de venganzas siempre son sabrosas y atractivas, si a eso agregamos una buena dosis de violencia tenemos una película que en una primera mirada no debería aburrir a nadie. Sobre aquella base se mueve "Only god forgives", la última de Nicolas Winding Refn, un tipo que con su anterior película, "Drive" (2012), había dejado muy gratas sensaciones y que un año más tarde vuelve con una cinta tanto o más desafiante que su anterior entrega. 

A una sencilla historia de venganza, Winding ha incorporado personajes psicológicamente perturbados y que actúan sin escrúpulo alguno, además ha filmado la película a modo de hacerla intencionalmente densa y exageradamente visual, con muchos planos en cámara lenta (demasiados), un apoyo importante en materia musical, escenas en donde escasean los diálogos y todo es metáfora o el uso de ciertos colores en determinados momentos. El resultado final genera sensaciones encontradas (algo muy propio de este director por cierto) ya que pese a encontrar momentos notables, la película también se pierde en su propio ritmo, se vuelve excesiva e incluso molesta. 

La historia se desarrolla en Tailandia, ahí es donde Julian (Gosling) dirige un club de boxeo que funciona a modo de cortina para su verdadera labor: el tráfico de drogas, un negocio dirigido por su madre, mujer con la que Julian sostiene una extraña relación de dependencia. Un día cualquiera Billy, hermano mayor de Julian, asesina brutalmente a una niña de 16 años para luego ser ajusticiado por el padre de esta. Se iniciará acá una seguidilla de hechos violentos y un espiral de venganzas de esos que siempre entretienen. Ahora, toda esta situación develará el carácter y la psicología de cada uno de los personajes de la cinta, centrándose esta fuertemente en la extraña relación madre/hijo que se presenta, con sutil y elegante insinuación de incesto incluida, y un Julian absolutamente dañado, atormentado e inseguro de si mismo a causa de la presión que su madre ejerce sobre él (notable el momento en que ella compara el tamaño de los penes de sus hijos en una cena que sostienen junto a una supuesta novia de Julian), al punto de incluso ser incapaz de establecer conexión alguna con el sexo opuesto. 

El argumento sobre el que se sostiene "Only god forgives" es atractivo, y arriesgado el camino que Nicolas Winding ha tomado. El director opta por no explicar nada acerca del pasado de los protagonistas (solo se insinúan ciertos hechos) dejando muchos cabos sueltos y, por tanto, un rompecabezas psicológico incompleto. Se ha centrado así más en la forma que en el fondo, entregándole un peso importante a las interpretaciones de Kristin Scott (que está notable) y un Ryan Gosling que cumple en el rol de un tipo mentalmente quebrado pero cansa a ratos a causa de falta de expresión. Seguramente los amantes de la fotografía y la técnica adorarán la forma en que el director decidió filmar la película, sin embargo, a opinión de un espectador común y corriente como quien escribe, los excesos acá han pasado la cuenta y han mermado la calidad del resultado. Demasiados planos innecesarios y tiempos dispuestos a exasperar a cualquiera. Aún así, estamos frente a un autor que no deja indiferente a nadie, logrando generar amor y odio con la misma intensidad. 
                                                       
2.5 / 5 
Te arriesgas.


Otras reseñas de RYAN GOSLING:

domingo, 24 de agosto de 2014

The Double // 2013

Género: Suspenso    
Dirección: Richard Ayoade
Protagonistas: Jesse Eisenberg, Mia Wasikowska   
Duración: 100 minutos
Año : 2013

Semanas atrás comenté acá en el blog una de las películas más fascinantes que he tenido el placer de ver en el último tiempo, "Enemy" de Denis Villeneuve. En una linea similar se mueve el suspenso de "The double", mentes que se quiebran y dobles personalidades, todo envuelto en un oscuro y tétrico escenario que matiza dichos escenarios con dosis de buen humor.

Basada en un libro del ruso Fiodor Dostoyevsky, la película nos muestra a Simon James (Eisenberg), un joven trabajador tremendamente inseguro de si mismo, incapaz de hacerse valer en donde se encuentre, quien vive además enamorado de su compañera Hanna (Wasikowska) pero, como era de esperar, frente a la cual no logra gesticular siquiera palabras.  Un día cualquiera aparecerá en su lugar de trabajo un singular personaje, idéntico a él físicamente pero cuya personalidad es completamente opuesta a la suya. A partir de acá se dará un entretenido desarrollo el cual contrapondrá ambas personalidades hasta dilucidar cual logrará predominar. 

Pese a ser una película interesante, en general bien desarrollada y con la que no te aburres, el problema con "The double" está en la falta de sorpresa que su trámite presenta, a diferencia de la mencionada "Enemy", el asunto acá resulta mucho más evidente por lo que acaba siendo un filme mucho más atractivo por sus formas que por el fondo. Las actuaciones están bien, la puesta en escena, el tono nocturno sobre el cual se presenta toda la historia pero al argumento algo más de sorpresa le faltó. De todas formas es una propuesta que vale la pena revisar.

3 / 5
Buena, se deja ver.

domingo, 10 de agosto de 2014

Inside Llewyn Davis // 2013

Género: Drama    
Dirección: Ethan & Joel Coen 
Protagonistas: Oscar Isaac, Carey Mulligan, Justin Timberlake, John Goodman, F. Murray Abraham 
Duración: 120 minutos
Año : 2013

Fargo(1996) y The big Lebowski(1998), películas que de golpe transformaron a los hermanos Coen una dupla cinematográfica de culto. En un par de años los tipos se llenaron de fama y prestigio pero al mismo tiempo iniciaron una carrera de aquellas que continuamente compite con el pasado, de hecho, a partir de ese entonces estos hermanos han entregado una serie de buenas películas pero ninguna ha sido capaz de corroborar la imagen sembrada en sus inicios. Y bueno, "Inside Llewyn Davis" no escapa a esta realidad, es otra película que da muestras de talento e identidad pero que vuelve a quedar (¿intencionadamente?) a medio camino en muchos aspectos.

Llewyn Davis (Oscar Isaac) es un cantante de folk norteamericano que se mueve en distintos círculos buscando espacios para mostrar su música. El tipo, sin embargo, personalmente es un desastre, no tiene donde dormir, se la pasa de casa en casa pidiendo dinero para poder sobrevivir y solo vive del presente con lo que poco que tiene, además , producto de esta vida, carga con un conflicto constante con el mundo, explotando en resentimiento bastante seguido. Los hermanos Coen han logrado entonces retratarnos a un personaje bastante antipático, pedante a momentos (el clásico prototipo del artista consecuente) y con el que efectivamente cuesta empatizar, ahí la cinta es un acierto, también lo es en el desarrollo, logrando uno que otro momento tan patético como cruel (memorable la escena en que Llewyn entrega todo de si interpretando una de sus canciones a un productor musical para acabar recibiendo una desalentadora respuesta). Sin embargo, en el grueso del trámite la película pierde peso metiendo personajes intrascendentes (lo de John Goodman saca sonrisas como siempre pero aporta poco más que eso), algunas historias que son poco aprovechadas y hacia el final se hace evidente la ausencia de un remate que clarifique el objetivo que tenía la película (si es que lo tenía), el último par de escenas de hecho te dejan mirando el techo y con la sensación de que la historia daba para algo más.

En síntesis, actuaciones más que convincentes, al mencionado Oscar Isaac se suman las histriónicas apariciones de Carey Mulligan, una excelente puesta en escena, la música también es un gran punto a favor y una buena muestra del cine de lo cotidiano que suelen abordar los hermanos Coen. Puede que la cinta carezca de un objetivo claro y sea en general algo plana pero con todo sigue siendo una película disfrutable, aunque por asuntos más estéticos que dramáticos. 

3 / 5
Buena, se deja ver. 

viernes, 1 de agosto de 2014

Only Lovers Left Alive // 2014

Género: Drama    
Dirección: Jim Jarmusch
Protagonistas: Tilda Swinton, Tom Hiddleston, Mia Wasikowska, John Hurt
Duración: 120 minutos
Año : 2014


Entre tanta basura vampiresca que se ha visto durante los últimos años, la propuesta de "Only lovers left alive" resulta interesante y digna de atención. Ahora, que el resultado sea realmente tan bueno como en varios lugares se menciona, esa es otra historia. Lo cierto es que la película al menos sorprende por el lugar desde donde se sitúa, lejos de la acción, los mordiscos y la lujuriosa vida nocturna donde habitualmente hollywood nos ha situado a los vampiros. Muy por el contrario, "Only lovers left alive" se mueve en la soledad de sus protagonistas (Adam y Eve), dos vampiros que llevan demasiado tiempo vivos, que han presenciado distintos pasajes de la historia universal contemporánea y que por opción han decidido sobrevivir sin necesidad de alimentarse de seres vivos sino abasteciéndose de sangre mediante otros mecanismos. Adam (Tom Hiddleston), eso si, es un músico depresivo, cansado de llevar una vida que siente no va hacia ninguna parte sostiene su existencia solamente por amor hacia Eve (Tilda Swinton quien una vez más está notable). Ella a su vez intentará acompañarlo en su crisis, sacarle una que otra sonrisa y motivarlo para seguir adelante.  

La película es tan sombría como sus protagonistas y ahí radica su principal fallo. A ratos se torna demasiado lenta, durante su primera hora se da vueltas innecesarias sobre la rutina de la pareja, conversaciones a distancia y ambientes que tienden a agotar. La dinámica y el conflicto recién aparecen con la visita de Ava (Wasikowska), hermana de Eve, una vampiro que si se ha entregado al placer y que por lo general es acompañada por los problemas. Su aparición en escena se remitirá a unos cuantos minutos para luego volver a centrar el relato en la pareja protagonista y su necesidad de subsistencia frente a la realidad (lo mejor de la película está precisamente en su escena final, los últimos 30 segundos). 

En definitiva, "Only lovers left alive" es una propuesta atractiva y diferente que merece ser revisada pese a que durante su trámite tiende a caer en lagunas algo aburridas. Poca acción, agradables dosis de humor negro y una interesante mirada romántica que llama a la reflexión.


3 / 5
Buena, se deja ver