domingo, 25 de mayo de 2014

Snowpiercer // 2013

Género: Suspenso 
Dirección: Bong Joon-Ho 
Protagonistas: Chris Ewans, Song Kang-Ho, Tilda Swinton, Octavia Spencer, Ewen Bremner, John Hurt, Ed Harris 
Duración: 120 minutos
Año : 2013


De un director como Bong Joon-Ho se espera siempre lo mejor, de hecho recuerdo alguna vez haber comentado acá en el blog la soberbia "Memories of murder" (2003), una película donde el surcoreano daba clases acerca de como manejar ritmo, drama y humor negro dentro de una misma historia. Diez años han pasado desde aquel filme, bastante agua ha pasado bajo el puente al punto de que hoy lo tenemos realizando su primera producción enfocada hacia occidente (basada en la novela gráfica francesa titulada "Le transperceneige"y sin afán de querer sonar dogmático me parece inevitable el comentar que la versión hollywoodense de Bong Joon-Ho, materializada en "Snowpiercer", deja bastante que desear. 

El cuento comienza bien eso si, se plantea un futuro apocalíptico en donde el calentamiento global ha transformado al planeta en un lugar inhabitable, solo unos pocos han logrado sobrevivir y estos (que en realidad son cientos) viven desde hace 17 años en un tren equipado para sostener la vida dando vueltas y vueltas y vueltas y más vueltas. El tren es una especie de arca de Noé moderna construida por un tal Wilford (Ed Harris) donde los tripulantes habitan segmentados en clases sociales, en la más baja de ellas (ubicada obviamente en la cola del tren) se inicia una revuelta protagonizada por Curtis (Chris Ewans), quien se propone llegar hasta el mismísimo Wilford con tal de hacer justicia frente a los hechos que suceden dentro del tren. La propuesta inicial, aunque algo poco creíble, es atractiva. El problema se suscita en medida que Curtis comience a avanzar de vagón en vagón, es ahí donde la película, salvo particulares chispazos, se torna muy predecible e incluso absurda. 

Lo mejor de "Snowpiercer" aparece cuando Bong Joon-Ho añade pinceladas de un exquisito humor negro marca de la casa, en ese aspecto se luce el personaje de "la ministro Mason" (la siempre fantástica y multifacética Tilda Swanson), sin embargo el problema es que solo un personaje trabaja bien en este aspecto, el resto aparece muy forzado. Otro aspecto que me pareció atractivo fue el que (SPOILER) los personajes fuesen muriendo de golpe, incluso aquellos que en un inicio habrías pensado que sobrevivirían, , y de igual forma algunos vagones que se visitan resultan ser muy entretenidos, como aquel donde se desarrolla una clase con niños o los finales donde se vive un ambiente nocturno que ojalá se hubiese desarrollado de mejor forma. 

En cuanto a lo negativo, la película en el global acarrea fallos importantes que le restan demasiado. Lo primero (y más relevante) está en que jamás te crees el cuento, los personajes y las situaciones son muy sobre actuadas, hay peleas eternas donde te puedes ir a servir un café sin perderte de mucho y escenas realmente terribles, sobretodo llegando al final, un ejemplo muy claro de lo que menciono es la aparición de Wilford y su diálogo con Curtis en una escena que por lo tediosa y poco lograda me recordó muchísimo el encuentro de Neo con "el arquitecto" en ese desastre de película titulado Matrix 2, eso sin mencionar el esperanzador final feliz que es para tomarse la cabeza a dos manos. 

En definitiva, Bong Joon-Ho intenta plasmar buenas ideas en una película de trámite mal logrado. La idea de un mundo que agoniza y sobrevive únicamente en un tren, el cual desarrolla clases sociales tal como el planeta que actualmente habitamos... pinta bien, es interesante, sin embargo, cuando el clásico rollo del héroe se hace presente el asunto comienza a perder fuerza y con los cierres ni hablar, peor aún. 


2.5 / 5
Te arriesgas

miércoles, 21 de mayo de 2014

The Human Centipede 2 (Full Sequence) // 2013

Género: Terror 
Dirección: Tom Six 
Protagonistas: Laurence R.Harvey 
Duración: 110 minutos
Año : 2013

Me resistí durante un buen tiempo a revisar la esperada secuela de "The human centipede (First sequence)" del holandés Tom Six, una película que a estas alturas se ha transformado en cinta de culto dada su enfermiza originalidad. Me resistí en primer lugar por el particular cariño que le tengo (fue una de las primeras cintas que comenté acá en el blog) y también por la lógica predisposición que existe frente a las segundas partes (las cuales sabemos suelen arruinarlo casi todo). Finalmente he cedido al morbo , la he visto (a meses de su lanzamiento) y me he encontrando con todo lo esperado, más una que otra agradable sorpresa. 

Creo que nadie con todos sus sentidos puestos habría esperado que esta segunda parte superase a la original. El factor sorpresa acá ha desaparecido, todos ya conocemos la construcción del ciempiés humano por lo que el asunto se remite básicamente a presenciar si Tom Six ha sido capaz de sortear el desafío con dignidad y en ese sentido me parece que, sin brillar, el holandés al menos ha logrado mantener al espectador interesado durante parte importante de la duración de la cinta, lo cual no es poco. 

Desde un inicio la película se plantea de manera interesante. En una primera escena conocemos a Martin (el notable Laurence R.Harvey) , un personaje solitario, confuso y que de presencia parece perturbado, quien ha visto "The human centipede" y se ha obsesionado con recrear su propio ciempiés humano, el desea eso si realizar la secuencia completa, es decir, con doce personas. Six nos introduce de esta manera en el enfermizo mundo de Martin, la extraña relación que sostiene con su madre y su prácticamente nula relación con otros seres humanos. Durante la primera media hora de película no sabemos si tenerle repulsión o lástima al protagonista, y acá el director ha acertado de lleno, en primer lugar escogiendo como motor a un personaje diametralmente opuesto al cirujano de la primera parte pero igual de potente, luego agregando detalles relevantes que aportan, como es la ausencia de diálogos en Martin (no emite una sola palabra en toda la película) y el blanco & negro en que la cinta se desarrolla, entregando con esto un tono siniestro al desarrollo.  

Poco a poco, y como era de esperar, Martin irá secuestrando personas con el fin de concretar su perversión y acá es donde la película comienza a tropezar, los hechos resultan cada vez más inverosímiles al punto de llegar a la última media hora repleta de absurdos y cabos sueltos, eso sin mencionar el que entre medio algunos personajes son desperdiciados de manera lamentable (el psicólogo de Martin o la poco aprovechada aparición de una actriz), por si esto fuese poco Tom Six decide justificar la cantidad de errores que existen en el guión con un cierre lamentable. También cabe mencionar que una de las principales virtudes que poseía la primera parte era el haber sido capaz de retorcer al espectador en el sillón sin ser explícita, asunto que acá no ocurre, la película esta vez muestra todo y aquello la transforma con el correr de los minutos en un mero trámite asqueroso. 

En el global entonces, ¿supera "The human centipede 2" a la primera parte? No, claro que no. Ahora, ¿es el desastre que muchos esperábamos? Tampoco. En el suma y resta la cinta pasa la prueba gracias a su atractivo planteamiento pese a que entrando en su segunda mitad se va deshaciendo como la espuma. Se supone que habrá una tercera parte, habrá que esperar hasta 2015 para verificar si Tom Six es capaz de cerrar este asunto con coherencia o para directamente al baúl del olvido. 

3 / 5
Buena, se deja ver.


domingo, 11 de mayo de 2014

The Place Beyond The Pines // 2013

Género: Drama
Dirección: Derek Ciafrance ("Blue Valentine")
Protagonistas: Ryan Gosling, Bradley Cooper, Eva Mendes, Ray Liotta, Rose Byrne
Duración: 140 minutos
Año : 2013

Derek Ciafrance debutó en lo alto gracias a aquel drama de primera titulado "Blue valentine" (2010), una cruda historia que abordaba el desamor y el desencanto de manera impecable, espero algún día sentarme a escribir acerca de aquella cinta, sin embargo hoy estoy acá para comentar la segunda entrega de Ciafrance: "The place beyond the pines", un drama protagonizado por un elenco de primera y en donde el director ha vuelto a mostrar por donde van sus dardos aunque esta vez no ha logrado dar de lleno en el blanco como si ocurrió con su mencionada opera prima. 

En poco más de dos horas Ciafrance nos narra una tragedia de cruce de historias, con este fin el director nos ha dividido la película en tres reconocibles partes. En una primera conocemos a Luke (Ryan Gosling en una actuación impecable), un joven cuya única habilidad desarrollada es la de correr en motocicletas. Un día cualquiera se entera que ha sido padre y al no tener como responder frente al hecho decide utilizar su manejo en la velocidad para comenzar a robar bancos. Se produce un hecho clave en donde Luke se encontrará con el oficial de policía Avery Cross (Bradley Cooper en el papel más decente que le he visto en su carrera) protagonizando un hecho que cambiará sus vidas para siempre. La segunda parte y tercera parte de la cinta mostrarán las consecuencias de este hecho, primero en el ambiente laboral del oficial y luego, 15 años después, en la vida de los hijos de ambos personajes. 

La película es atractiva, cuenta con dos o tres momentazos de alta tensión y en al menos 2/3 de su duración logra mantener al espectador enganchado con la historia, eso además de estar interpretada por actores que se encuentran a la altura del drama que se muestra. Lamentablemente, a la hora de enlazar las historias la cinta comienza a tropezar, hay asuntos que se abordan para luego quedar completamente en el olvido por lo que solo se logra desviar el carril de la película de manera innecesaria o desaprovechada (SPOILER: El oficial denuncia un acto de corrupción dentro de su departamento...¿y? ¿qué pasa con eso? La película dedica más de 30 minutos a aquel hecho para que finalmente resulte irrelevante en la historia global), de igual manera la última parte de la cinta es débil e incluso algo cliché (SPOILER: uno ve a los dos jóvenes en escena por primera vez y de inmediato asumes que son hijos de Luke y Avery), a 20 minutos del final ya sabemos por donde va el asunto, eso sin contar que el final es muy poco creíble .

En síntesis, los dardos de Ciafrance vuelven a ir por donde mismo: parejas jóvenes y la paternidad. Aquello enmarcado en una buena película, en general de buen ritmo y que presenta una historia, aunque algo común, bien armada. El problema es que en medida que avanza se va enredando sola hasta acabar de manera muy débil. El director no ha logrado esta vez sorprender como en su debut pero de todas maneras nos ha entregado un drama que se encuentra sobre la media. 

3 / 5
Buena, se deja ver. 


viernes, 2 de mayo de 2014

Out Of The Furnace // 2013

Género: Drama
Dirección: Scott Cooper 
Protagonistas: Christian Bale, Woody Harrelson, Casey Affleck, Forest Whitaker, William Dafoe
Duración: 110 minutos
Año : 2013


En 2010 Scott Cooper dirigió un drama que pintaba perfecto, hablo de "Crazy heart", protagonizada por un soberbio Jeff Bridges, sin embargo, el ritmo de la cinta terminó (de acuerdo a mi parecer) fallando estrepitosamente en aquella ocasión. Cuatro años más tarde la historia se repite, un reparto de lujo que ilusionaría a cualquiera, una historia prometedora pero que escena tras escena se va desmoronando hasta acabar sin pena ni gloria. Es Cooper tropezando con la misma piedra ...

Russell (Christian Bale) y Rodney (Casey Affleck) son dos hermanos que llevan una vida de esfuerzo, el primero trabaja duro para mantener la situación a flote mientras que el segundo estuvo en Irak combatiendo y tras su regreso no ha logrado estabilizarse, todo se complicará el día en que Russell se ve involucrado en un accidente que lo llevará un tiempo a prisión. A su salida comprobará que todo se ha enredado, su novia se ha involucrado con otro y su hermano se ha enredado con un montón de delincuentes liderados por Harlan De Groat, un malo de esos muy malos (interpretado de manera magistral por Woody Harrelson). Lentamente la trama irá desembocando en una tradicional historia de venganza pese a que intenta a momentos internarse en distintos dramas, no logrando desarrollar ninguno correctamente. De hecho, he ahí el principal problema que se aprecia en la película: intenta abarcar más de lo que logra contener. Se cruzan un montón de dramas (el principal, la relación entre hermanos, un drama de pareja, el cuento con los delincuentes) pero ninguno en profundidad por lo que cada intromisión en un asunto solo acaba restándole ritmo a la película. 

Lo mejor está por lejos en las actuaciones, cuando los personajes de Harrelson, William Dafoe o Forest Whitaker entran en escena todo mejora, logrando estos actorazos por si solos llenar a ratos la pantalla y sostener el asunto pese al defectuoso guión. En ese sentido es una lástima que Scott Cooper haya desaprovechado (una vez más) un reparto que daba para hacer algo bastante mejor.

2.5 / 5
Te arriesgas